En UniRiqueza te damos la bienvenida a nuestro portal, donde conseguirás una gran variedad de artículos, videos, audios y muchas herramientas que te ayudarán en diferentes aspectos de tu vida, como en lo profesional, lo económico, la salud, lo familiar y lo espiritual. Somos el portal de Crecimiento Personal y Auto Ayuda de los hispanoparlantes.
"Te invitamos a que formes parte de esta comunidad y participes de todos sus beneficios"

UniRiqueza Rss

No encontraste lo que buscabas? prueba aquí
Búsqueda personalizada

Aceptación y Gratitud

Publicado por Abel Pérez | Publicado en Ley de Atracción | Publicado el 02-09-2009 | Leído 2.367 veces

Aceptación y Gratitud – Trabajando con la Ley de la Atracción.
Recopilado y traduciso por: Luis Kowalski
070614011En la edición de esta semana de la revista semanal por internet llamada Metamorphosis, se incluye un artículo escrito por Tracy Webb que me ha llamado la atención y que quisiera compartir con ustedes.
El mismo trata sobre la forma cómo debiéramos trabajar con la Ley de la Atracción y entre otras cosas, nos dice que la mejor manera cómo podemos poner en funcionamiento la Ley de la Atracción para atraer hacia nosotros lo que deseamos, tal y como lo hemos visto en la película de El Secreto, es adoptando la actitud adecuada. Esta actitud es la de la Aceptación y la Gratitud.


Pareciera extraño, pero siempre estamos diciendo que pedimos algo y o bien no lo recibimos o nos viene lo contrario y no entendemos porqué y aseguramos que en ningún momento hemos estado pidiendo de manera negativa, ni enfocándonos en lo que no tenemos, etc. Pero cuando hacemos un análisis más detallado de nuestros pensamientos y actitudes, nos damos cuenta de que en efecto, hemos estado enfocándonos en otras cosas.
En uno de los seminarios dados por Esther Hicks donde habla “Abraham” (autores de “Pide y se te Dará”), decía Abraham: “El Universo no te está presionando o bendiciendo. El Universo está respondiendo a la actitud “vibracional” que estás emitiendo. Mientras más feliz eres, el mayor Bienestar fluye hacia ti y tienes la opción de elegir los detalles de cómo fluye.” Es importante que tengamos conciencia de cómo nos sentimos, monitorear constantemente nuestros sentimientos. Si no nos sentimos felices, quiere decir que algo no está fluyendo adecuadamente, nuestros pensamientos no están emitiendo la vibración acorde a nuestros deseos profundos.
Generalmente tenemos la tendencia a creer que llegaremos a ser felices cuando tengamos lo que deseamos cuando en realidad funciona de la manera opuesta, es decir, para poder llegar a tener todo aquello que deseamos debemos ser felices.
Precisamente, cuando adoptamos una actitud de Aceptación y Gratitud, nos damos cuenta que nos vamos sintiendo cada vez más felices. No se trata de andar por ahí pidiendo cosas a Dios sino más bien aceptar lo que tenemos, estar concientes que lo tenemos por alguna razón y debemos estar agradecidos a Dios por tener lo que tenemos y comenzarán a fluir hacia nosotros nuestros sueños. Cada día al levantarnos, agradecer a Dios ese nuevo día, tantas cosas que nos rodean por las cuales debemos estar agradecidos. Es esa actitud de constante y sincero agradecimiento la que nos permite sentirnos felices en todo momento. Solo al aceptar que lo que somos, lo que hacemos y lo que tenemos, es así por una razón, que somos responsables de todo eso y agradecemos a Dios por ello, es cuando la represa que ha estado reteniendo el flujo de nuestros deseos, abrirá sus compuertas y permitirá que la Energía fluya por ti libremente y comenzarás a ver cómo tus más preciados sueños se irán realizando cada vez más fácilmente.
Esto requiere un cambio en nuestra manera de ver la vida, en nuestra manera de afrontar la vida, un cambio en nuestros procederes y forma de pensar, porque como dice John Assaraf, uno de los Maestros que aparece en la película de El Secreto, “para cada resultado que deseamos obtener, existe un tipo de pensamiento y de acción específicos que debes tener para llegar a ello” y a esto le complementa Bill Harris, también de El Secreto diciendo que “tu trabajo es buscarlo y ser lo suficientemente flexible para adaptarte a ello. Muchos esperamos a veces obtener resultados diferentes sin cambiar nuestra forma de pensar y de actuar.”
Los invito entonces a leer el artículo de Tracy Webb esperando que la información allí contenida les sea de utilidad y les permita hacer una evaluación sincera de la actitud que mantienen en general hacia la vida.
Si el mismo les ha sido de valor, entonces les doy las gracias por adelantado por reenviarlo y compartirlo con sus familiares, amigos y relacionados.
A continuación, la traducción que he hecho del artículo de Tracy Webb. Si desean leer la versión original del mismo, pueden hacerlo visitando “Working with the Law of Attraction” en el siguiente link: http://www.trans4mind.com/news/apr08-1.html#5
Para información sobre Tracy Webb y sus actividades, pueden visitar su página en internet: Sacred Inspirations http://www.sacredpea.co.uk/
Recopilado y traducido por Luis Kowalski

Trabajando con la Ley de la Atracción – Por Tracy Webb

Desde la explosión de “El Secreto”, ha habido un aire de emoción en la medida que la gente trata de manifestar sus deseos más preciados. Muchos han tenido algo de éxito con esto, aunque muchos otros están desilusionados y están experimentando sentimientos de tristeza dado que sus sueños no se han realizado.
Muchas veces escucho a la gente decir: “creo que es cierto, confío en que el universo proveerá, he hecho todo lo se me ha dicho, pero igual… no tengo el carro, la casa, la pareja que deseo.” Están constantemente chequeando si se han manifestado sus deseos y a la vez viendo la situación presente y percatándose que no han llegado todavía.
Debido a que la ley de la atracción es una ley natural del universo, funciona independientemente de si crees en ella o no. La clave es saber eso. Saber que toda energía que estás emitiendo a través de tus pensamientos, serán reflejados de vuelta a ti en forma de experiencia. La verdadera aceptación y gratitud respecto a tu situación actual, permitirá que más llegue a ti.
Sea que percibes que necesitas un carro nuevo, más dinero o una relación amorosa, es irrelevante. La parte relevante de esto es que existe una no aceptación de lo que está ocurriendo. Estás viendo a tu vida y fijándote solamente en lo que le falta. Mientras más te enfocas en tratar de atraer eso a tu vida, más lejos pareciera irse. Cada día miras a tu vida de nuevo y sigue siendo lo mismo, “todavía lo necesito.” Todo esto lo que hace es generarte tristeza, incomodidad e inquietud. Por lo tanto, tu interacción con el universo reflejará eso.
La forma como algunos afrontan esta ley natural del universo es irrespetuosa. Repentinamente, tenemos una agenda, algo que deseamos. Entonces vienen las culpas y la falta de creencia. Nuestros egos se sienten golpeados porque no hemos sido capaces de lograr el resultado deseado. Adoptamos la actitud de “lo estoy haciendo mal” o de “esto no funciona”. Todos queremos ver resultados y estamos constantemente revisando a ver si ya ha ocurrido. Enviamos nuestras señales de desesperación y frustración mientras decimos “yo creo en ello”, pero se crea un desbalance de energía de comunicación y nuestros verdaderos pensamientos son reflejados de vuelta. No puedes engañar a la ley de la atracción, no hay errores.

Cuántas veces has estado en una situación donde estás hablando con alguien y notas que sus palabras no concuerdan con sus acciones? El mensaje se distorsiona y se genera una barrera entre ambos. Ocurre lo mismo con tus comunicaciones con el Universo. Nada puede ser ocultado y todo mantiene un orden divino. El Universo no es más que una serie de pulsaciones y vibraciones en diferentes frecuencias. Todas las frecuencias similares se amarran unas a otras y proveen las correspondientes experiencias y situaciones. La frecuencia que tú emites, atraerá frecuencias similares hacia ti, es así como funciona. De manera perfecta, sin discriminación e impersonal.
Entonces, ¿cómo podemos trabajar efectivamente con la ley de la atracción? Viviendo tu vida en gratitud y felicidad. Cuando eres feliz, estás en armonía con el Universo. Cuando eres pacífico, aceptando y agradeciendo la vida, estás en armonía con el Universo. No se trata de “intentar”, se trata de “ser”. Cuando intentas no es natural, tu energía no fluye. Un estado natural de felicidad trae paz y amor hacia ti y atraerá también todas las cosas buenas hacia ti. Cuando eso ocurre, descubrirás que en realidad no necesitas nada porque ya estás completo y feliz. Nada fuera de ti puede competir con ese estado interior del ser que has cultivado. En lugar de enviar una lista al Universo, afróntalo de una manera diferente. Afronta la vida con amor y respeto. Agradecido por el regalo de la vida y las oportunidades que te brinda. Esto a cambio te abre para recibir más en la medida que el Universo responde favorablemente hacia ti.
Lo más importante son nuestros constantes y persistentes pensamientos. No unos pocos minutos al día de pensamiento positivo. Es el sabor completo de tus pensamientos lo que cuenta. Los inconcientes que envías automáticamente los que han coloreado toda tu vida. Estamos tan condicionados a pensar de cierta manera y ver la vida desde nuestra propia perspectiva.
Algunas veces se requiere de un proceder completamente nuevo; obviamente esto no es fácil ya que estás deshaciendo hábitos que han sido perpetuados a lo largo de toda tu vida. Cuando puedas ver la vida como un regalo y viendo lo precioso de cada momento te encontrarás pronto dejando de ver problemas y comenzarás a ver en su lugar oportunidades para crecimiento y tantas cosas por las cuales estar agradecido. En lugar de actuar como un niño malcriado, indignado con las manos extendidas esperando a recibir tus exigencias, para luego quejarte porque no son atendidas en la forma que tú quieres.
La ley de la atracción proveerá para ti exactamente en la forma como tu proveas. Quizás valga la pena dejar de lado tu lista de exigencias y afrontar la vida respetuosamente en amor y gratitud. Al adoptar este como tu estado natural de ser te sorprenderás de los resultados.
Tracy Webb

Deja un comentario

Inscribete
Inscribete
Asiste