En UniRiqueza te damos la bienvenida a nuestro portal, donde conseguirás una gran variedad de artículos, videos, audios y muchas herramientas que te ayudarán en diferentes aspectos de tu vida, como en lo profesional, lo económico, la salud, lo familiar y lo espiritual. Somos el portal de Crecimiento Personal y Auto Ayuda de los hispanoparlantes.
"Te invitamos a que formes parte de esta comunidad y participes de todos sus beneficios"

UniRiqueza Rss

No encontraste lo que buscabas? prueba aquí
Búsqueda personalizada

Mi Amigo Dios

Publicado por Maite Kowalski | Publicado en Autoayuda | Publicado el 15-09-2009 | Leído 2.006 veces

Mi Amigo Dios
Autor:Francisco Giménez

Una de las mejores maneras de tener una vida llena de éxito, logro, alegría y felicidad, es simplemente crear una linda relación amistosa con nuestro Padre. Es por ello que yo cuando me expreso de el siempre lo hago utilizando el calificativo de mi amigo Dios.

Sea como sea que usted quiera llamarlo: Dios, el Padre, Universo, Yo Superior, Yo Soy, Energía, Luz o Amor, si a partir de este momento, cada vez que decida pronunciar su nombre lo hace utilizando algún calificativo que implique una relación estrecha o cordial con el creador, en muy poco tiempo usted creará la consciencia de que ello es así, lo cual generara automáticamente un cambio en su manera de actuar, lo que por lógica le traerá como consecuencia un cambio en la manera de recibir lo que la vida le ofrece.

Si tomamos en cuenta que la única misión que debería establecerse un ser humano es vivir y hacerlo con felicidad, no existe mejor manera de alcanzar esta situación que reconociendo constantemente quienes somos y nuestra relación con el creador.

Podemos comenzar a utilizar esta relación con el fin de manifestar o cristalizar nuestros deseos, simplemente agradeciendo constantemente lo que poseemos y los estados de logro y felicidad en que nos encontramos. Por ejemplo: Si ahora nos encontramos viviendo en un momento de logro o éxito constante, no hay mejor momento para agradecer a mi amigo Dios por esta situación, para lo cual podríamos hacer una afirmación como la siguiente: “Gracias padre porque ahora si tengo éxito en mi vida”.

Al hacerlo de esta manera estamos reconociendo y agradeciendo lo que realmente sentimos, lo que implica que estamos recreando la situación que estamos vivenciando en el momento y de esta manera la podemos seguir creando constantemente.

Lo que suele suceder es que cuando estamos en estas situaciones de éxito y logro, solemos olvidarnos de quienes somos y de nuestra relación con Dios, ya que por habito solo lo recordamos en los momentos duros en los momentos en que nos sentimos abandonados.

Dios siempre esta allí, lo que sucede es que habitualmente nosotros no lo consideramos como parte integrante y participante en nuestra vida, y como la voluntad de Dios para mi es mi voluntad para mi, si en algún momento nos olvidamos de él, lo que sucede es que nos estamos olvidando de nosotros mismo, por lo que ese estado de luz en que nos situábamos comienza a descender hasta llegar a unos niveles de oscuridad en los que nada se logra exceptuando estados deprimidos en la vida y depresivos en el Ser.

Aprendamos pues a hacer a Dios un participante integral de nuestra vida, vamos a dejarlo actuar a nuestro favor y convirtámonos en su co-creador, ya que para el somos su centro de expresión hacia el bien que eternamente crea y sostiene el Universo.

Por:Francisco Giménez
www.uniriqueza.com

Deja un comentario

Inscribete
Inscribete
Asiste